Templo de Kalabsha dedicado al dios Mandulis.

El Templo de Kalabsha (también conocido como “Templo de Mandulis”) se encontraba originalmente en Bab al-Kalabsha (Puerta de Kalabsha), a unos 50 kilómetros al sur de Asuán.

Este templo estaba situado en la orilla oeste del río Nilo, en Nubia, y fue originalmente construido en torno al 30 a. C. durante la primera época de los romanos. Su construcción durante el reinado de Augusto, nunca se llegó a concluirse.

Actualmente está ubicado luevo de su traslado ,en Nueva Kalabsha desde 1970 y se encuentra en las proximidades del Quiosco de Qertassi y Beit al-Wali.

El templo era un homenaje a Mandulis (Merul), dios del sol de la baja Nubia. Fue construido sobre un santuario anterior de Amenhotep II.

El templo tiene 76 metros de largo y 22 metros de ancho .

Mientras que la estructura se remonta a la época romana, cuenta con muchos relieves como “un grabado de Horus que sale de las cañas en el interior del muro cortina” del templo.

Kalabsha tiene un “santuario de cámaras, una escalera que conduce a la azotea del templo” donde se puede ver una espléndida vista del propio templo y el lago sagrado.

Varios registros históricos fueron inscritos en los muros del templo como “una larga inscripción tallada por el gobernador romano Aurelio Visarión en el año 250, que prohíbe los cerdos en el templo”, así como una inscripción de “el rey nubio Silko, tallada en el siglo V y el registro de su victoria sobre los blemios y una imagen de él vestido como un soldado romano a caballo”.Silko era el rey cristiano del reino nubio de Nobatia.